lunes, 13 de marzo de 2017

REPARACIÓN SISTEMA TOUCHDOWN (en español)



¿¡Qué hay plumíferos!? En esta ocasión os traigo un vídeo un poco técnico, si no tenéis necesidad de reparar una pluma de carga touchdown, igual es un poco tedioso... En cualquier caso os lo dejo por si en el futuro os puede servir.

¡Salud y plumas! 

lunes, 6 de marzo de 2017

SISTEMAS DE CARGA III: EYEDROPPER O CUENTAGOTAS





¿¡Qué hay plumíferos!? Aquí estoy de nuevo, en esta ocasión analizaremos juntos el sistema de carga más rudimentario, el primero que se utilizó (y aún hoy es utilizado) en nuestras plumas fuente: EYEDROPPER 

lunes, 27 de febrero de 2017

ANÁLISIS KWZ FRE 2017

 

¿¡Qué hay plumíferos!? Aquí estoy de nuevo, en esta ocasión os presento una tinta muy especial, es de producción polaca y fabricada exclusivamente para el foro de relojes especiales en una tirada limitada.

En este vídeo tenéis risas aseguradas porque he tenido un trágico accidente tinteril...

Os dejo también una comparativa de unos cuantos azules:

 

¡Salud y plumas! 

lunes, 20 de febrero de 2017

ANÁLISIS WATERMAN AUDACIOUS RED





¿¡Qué hay plumíferos!? Aquí os dejo mi análisis de la tinta Waterman Audacious red. El diseño del tintero es muy útil y, en este caso, es un rojo muy vivo e inteso.

Os dejo el enlace de amazon:

 

lunes, 13 de febrero de 2017

REPARACIÓN DE UNA INOXCROM 41 (AEROMÉTRICA)

¿¡Qué hay plumíferos!? En esta nueva entrada os voy a enseñar cómo sustituir el saco de una pluma aerométrica, en este caso se trata de una Inoxcrom 41, pero vale para, prácticamente, todas las estilográficas con este sistema de carga, como las Parker 51 o 21.

Antes de acometer ninguna operación, debemos dejar la pluma en remojo con el brebaje mágico: agua con un chorrito de lavavajillas, para que reblandezca el espíritu indomable de esas piezas rebeldes que después veremos.


Desmontar la pluma

Primero, retiramos el capuchón, que suele ir a presión o fricción, dejando el cuerpo libre. Después el cuerpo va roscado a la boquilla interna, dejando a la vista el fleje con la camisa metálica, que contiene el saco de goma.


Antes de continuar, aconsejo que hagáis una foto (para los de memoria débil) o recordéis la posición de los anillos, porque no es indistinto que la arandela se coloque antes o después del anillo, ya que no ajusta del mismo modo.


Lo siguiente será la boquilla, que se extrae a rosca, es de plástico y está en contacto directo con tinta, por lo que puede que cueste un poco desenroscar, si la tinta ha quedado reseca. El plástico puede ser, en ocasiones, frágil; y además, no es muy raro encontrar algún cafre que, quizá con buena voluntad pero poco conocimiento, ha decidido que lo mejor era pegar esa zona con algún adhesivo, lo que está prohibidísimo porque si va a rosca, tiene que poder desenroscarse.

Ante la duda, llamaremos a nuestra querida amiga: PACIENCIA😱 y volveremos al brebaje mágico, para después aplicar calor seco, con un secador de pelo puede hacerse, siempre tratando de no dar calor en exceso porque podemos deformar irremediablemente el plástico, como en la siguiente imagen veréis que me pasó a mí (puede herir la sensibilidad de plumíferos de pro, pero a veces el dolor es necesario)



Un buen consejo que me han dado últimamente para saber si estamos pasando la zona de calor adecuado, es tocar las partes expuestas al aire caliente con los dedos, y así ir calculando si el calor es demasiado o si seguimos dentro del umbral de lo aceptable. 


Una vez que hemos retirado la boquilla externa, aparecerá la boquilla interna, que aloja el conjunto plumín+alimentador a presión. Para retirarlo, podemos hacer un leve movimiento rotatorio al tiempo que tiramos, todo con mucho cariño y amor y acompañados por nuestra nueva amiga: PACIENCIA😱 teniendo en cuenta que en esa zona no hay ninguna rosca, hay que poner cuidado para no rajar la pieza como se ve en la fotografía.  




Para una mejor sujeción recomiendo utilizar algún material antiadherente como trozos de caucho de un balón o de la cámara de una bicicleta. Si usáis unos alicates lo hacéis bajo vuestra responsabilidad porque no se calcula la fuera y puede hacer crack.

Al alimentador va conectado el tubo de respiración que se retirar simplemente tirando y que podemos limpiar soplando.





En el otro extremo de la boquilla tenemos el saco de goma conectado, para retirarlo podemos ayudarnos de un rascador de cutículas, que se encuentra con facilidad en cualquier set de manicura. Veréis el que yo utilizo en la última fotografía (para esto cualquier instrumento es adecuado siempre que le tengamos a mano). Es importante que no queden restos del saco antiguo por lo que no basta con cortarlo y colocar el nuevoencima; de la misma forma, no es conveniente tirar directamente del saco porque es flexible pero puede llegar a rajarse y será más difícil retirarl las partes conectadas a la boquilla.

Colocar el nuevo saco

Antes de colocarlo, he visto con un bisturí o cutter, raspar un poco la zona de contacto entre boquilla y saco, supongo que para que la superficie esté totalmente limpia y el contacto sea mayor y, por tanto, quede mejor pegado. Yo en esta ocasión no lo hice y hasta ahora todo ha ido bien, pero si me encuentro en una situación similar, creo que es mejor que esté limpito y bien.

Los sacos son de un largo exagerado para que sirvan para cualquier pluma, por lo que habrá que cortarlos, la siguiente pregunta es obvia: ¿por dónde corto? Lo mejor es utilizar la camiseta metálica para medir, colocando el saco de manera que su extremo cerrado haga tope con la curva de la pletina, justo donde sobresalga por el otro extremo, cortamos. Y ya tenemos un saco listo para esa pluma.

Para conectar el saco, podemos ayudarnos de unas pinzas invertidas (que siempre permanecen sus puntas en contacto y sólo al accionarlas se abren), de manera que tengamos el extremo del saco abierto para colocarlo en la boquilla. Yo no tengo esas pinzas, y hasta ahora me las he apañado colocando una parte y a la vez que sujeto con un dedo la parte conectada, abrazo con la otra, pero debe ser bastante más cómodo con las pinzas invertidas.


Hay quien lo ajusta sin ningún tipo de adhesivo, es cierto que de esa manera se retirará mejor en un futuro, pero a mi personalmente no me gustaría que se mueva el saco y se salga la tinta y se arme la de San Quintín, así que suelo utilizar goma laca como la que sale en la imagen para que impermeabilice la zona.

Montar la pluma

Lo último será volver a montar la pluma siguiendo los pasos inversos. La boquilla puede ser un poco puñetera de colocar alineada con el plumín, un consejo que me dieron: (desgraciadamente después de haberme peleado hasta colocarla) roscar la sección y colocar el dedo pulgar con la uña señalando la posición centrada de la sección, se quita la sección, se gira el alimentador hasta centrarlo con la uña y se vuelve a roscar la sección.